No hay nada más satisfactorio como marketero que una campaña cumpla con la triple corona. Gana el consumidor/comprador, gana el cliente y gana la agencia. Me explico, muchas campañas publicitarias terminan siendo más reconocidas por su creatividad que por el producto o servicio que ofrecen. Es decir, gano la agencia pero no su cliente. A continuación les voy a compartir una campaña para sentirse orgulloso de ser marketero.

 

Problema: uno de cada 6 niños en Australia tiene problemas visuales que se pueden detectar a edades tempranas.

 

Otras implicaciones: llevar a los niños al doctor o al optómetra no es el mejor plan. Tradicionalmente la forma de detectar estos problemas visuales es mediante exámenes no muy cómodos. Entre otros.

 

Solución: un libro/app temático (Penny the Pirate) que permite al niño interactuar con distintos personajes y a los padres identificar si su hijo tiene problemas visuales.

 

Ganadores: Gana el cliente (OPSM) mayor posicionamiento, interacción con los consumidores y compradores, mayores ventas de sus productos (gafas). Gana el consumidor/comprador le ayudan a detectar oportunamente problemas visuales, el consumidor (los niños) se divierten y se conectan emocionalmente con el personaje de la marca. Gana la agencia (Saatchi & Saatchi/ OMD Australia) mejor campaña del 2015 según Warc.

 

Les comparto la campaña completa. Disfrútala, son solo 2 minutos.

 

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

 

Esteban FIRMA