Cuando se trabaja en markting nos enfrentamos a un entorno competitivo feroz, Son muchas las estrategias las que se utilizan para ganar el afecto del consumidor y así lograr vender. Sin embargo, son muchas las marcas que en su afán por vender, sobrepasan barreras, engañan al consumidor y mienten con tal de cumplir las metas.

 

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

 

Uno de los casos más sonados fue el de Doña Gallina, marca de Quala. Expertos en Marca denunció el caso hace dos años, sin embargo, abogados de la compañía nos presionaron para retirar la denuncia. Pero la verdad siempre triunfa, el 5 de noviembre de 2015 la Superintendencia de Industria y Comercio sancionó a Quala con 450 millones de pesos, por la utilización de mensajes no verdaderos en su publicidad. Hoy con toda tranquilidad podemos volverlo a afirmar, esta vez respaldados por el gobierno: Doña Gallina engañó al consumidor.

 

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

 

Otro caso bien sonado fue el de Reduce Fat Fast. O, como dice “El Pibe”: Redú fa fá. La marca de Jorge Hane fue condenada a pagar 708 millones de pesos, pues su fórmula no ayuda a rebajar.

 

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

Pero la SIC no para. Este mes la roya le ha caído a Kokorico. Según la Súper, una de las marcas más reconocidas de Colombia utilizó publicidad engañosa en su producto “Picada mundialista”. La entidad gubernamental asegura que Kokorico entregó a los consumidores menos cantidad de la que prometía, por esta razón la marca deberá pagar 277 millones de pesos.

 

En conclusión, como diría el Impec alguna vez “delinquir no paga”, a pagar señores.

Alejandro FIRMA