Cuando hablamos sobre marcas geográficas nos referimos a aquellas cuyos productos o servicios proyectan un lugar de procedencia muy concreto.

Dicho lugar de procedencia puede ser, por ejemplo, un país o una región.

 

Este tipo de marcas pretenden destacar productos o servicios que cuentan con un buen saber hacer, dado que han sido originados en un entorno específico propicio para su desarrollo.

 

Para una marca, ésta puede ser una estrategia muy valiosa, ya que a largo plazo puede permitirle apropiarse de un lugar representativo que le ayude a crear vínculos emocionales con el consumidor.

 

Todo ello, nos acerca a un escenario en el que el sentido de pertenencia juega un papel fundamental. El arraigo a ese lugar único y específico, junto a una propuesta de valor fundamentada en características intrínsecas del mismo, deben dar lugar a un concepto inequívoco y totalmente identificativo.

 

La personalidad de este tipo de marcas se verá influenciada precisamente por todas estas características comentadas.

 

Veamos algunos ejemplos de marcas geográficas que generan y proyectan sentido de pertenencia.

 

IBERIA

En el segmento de las aerolíneas este tipo de marcas es muy común, ya que les ayuda enormemente a identificar el origen de la compañía.

En este caso, Iberia es la aerolínea española más destacada. Su naming, Iberia, es el nombre con el que los griegos conocían desde tiempos remotos lo que hoy llamamos Península Ibérica. Además, sus colores corporativos hacen alusión a los de la bandera española.

Como podemos comprobar, la asociación entre la marca y el país es total.

 

IKEA

La multinacional sueca IKEA muestra en su identidad visual los colores de la bandera de su país de origen.

Para ir mas allá y extender la generación del sentido de pertenencia utiliza una interesante estrategia para sus puntos de venta.

En ellos se venden muebles y accesorios de carácter DIY (Do It Yourself) pero a la salida de cada uno de sus centros la marca ofrece una serie de productos de alimentación con sabores totalmente asociados al país.

 

EVIAN

Esta conocida marca de agua mineral natural es originaria de Francia. El agua Evian se obtiene en plenos los Alpes Franceses a una altura de 2.200 metros sobre el nivel del mar, por lo que destaca su pureza. Actualmente pertenece a la multinacional Danone.

Tanto en su nombre como en su identidad visual se hace alusión a su origen, refiriéndose al lugar y a la mítica cordillera que aparece en la marca simbolizando su aspecto natural.

 

 

SWATCH

La marca suiza de relojes de diseño deja bien claro su origen en la identidad visual, ya que junto al nombre de esta aparece una banderita del país.

¿El motivo? Al ser una marca de carácter trendy, más fashion de lo habitual para una marca suiza de relojes, el acoplar la bandera del país aporta un carácter de funcionalidad relacionado con la precisión y fiabilidad de los sistemas de fabricación tan reconocidos del país en el ámbito internacional.

Es muy interesante, ya que con ello consiguen un buen equilibrio entre lo funcional y lo emocional.

De algún modo, esto tiene relación con mi anterior post en Expertos en Marca, titulado “Símbolos que definen o potencian la promesa de marca” (clic aquí para leer).

 

Autor: Francisco Torreblanca

www.franciscotorreblanca.es