Muchos pensarán que con el amor por el fútbol no se juega, pero para Heineken se ha vuelto el pan de cada día.

No es la primera vez que la marca se toma un evento en la UEFA Champions League y le juega una de las famosas Pranks a un aficionado de este deporte. Esta vez el evento se tomó el Olimpico di Roma (Estadio) en el partido: Roma FC – Real Madrid.

Una historia muy conmovedora de un aficionado que no sabe cuál decisión tomar; verlo el partido en casa de un amigo o traicionarlo e ir al estadio. El emocionante desarrollo de la historia se da momentos antes de iniciar el partido, donde, con una capacidad de 72.300 espectadores, la marca Heineken, se roba el show.

Como les contaba antes, no es la primera vez que lo hace; hace un par de años atrás se tomó otro partido de la Champions con su campaña “La entrevista”. Mostrándonos el poder de la herramienta Storytelling y lo perfeccionada que la tienen como estrategia.

Generando estas historias, Heineken busca viralizar sus contenidos y así llegar a los ojos de todo el mundo amante y no amante del fútbol. Y aunque no es un secreto para nadie, la marca tiene un gran músculo financiero que hace un poco más sencillo realizar este tipo de estrategias, pero en temas de creatividad nunca se han quedado atrás para despertar las mas grandes emociones en sus consumidores.

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept