Son varios los elementos que puede tener una marca para crear su identidad, tales como el naming, el logo, la mascota de marca, el slogan, su carta de colores y la fragancia, entre otros. Hoy, particularmente nos centraremos en el logo, y de manera puntual en el elemento estable que ésta puede tener.

 

¿A qué nos referimos con elemento estable? Se trata justo del componente que está en la parte inferior del logo, algo así como el subrayado o la base del mismo.

 

Si bien subrayar una imagen de marca, encerrarla, ponerle borde o un marco, puede ser sinónimo de marca vieja, en algunos casos hacer uso del elemento estable puede, por el contrario, evidenciar una sonrisa y una cara amable al consumidor.

 

Se cree que las personas somos propensas a caer en el efecto espejo, es decir, si frente a nuestros ojos vemos una tragedia ponemos cara de tragedia, si por el contrario estamos expuestos a alguien riéndose quizá terminémonos riendo también. Por esta razón, si vemos una marca que sonríe o nos muestra su lado más simpático, quizá nosotros, del mismo modo nos comportemos frente a ella de una manera amable.

 

Por esta razón, se recomienda que el elemento estable sea una sonrisa, pues además de calidez y amabilidad, ésta es ascendente, señala el cielo, el norte y simula una gráfica de crecimiento y progreso.

 

Te dejamos con cuatro ejemplos donde se aprecia como las marcas sonríen, y además con un dato curioso: ¿sabías que la sonrisa de Amazon, además es una flecha que va desde la A hasta la Z?