La hora después del almuerzo generalmente es muy pesada entre otras cosas por la sensación de sueño que se da después de ingerir alimentos. De hecho, en las oficinas  las personas arman sus propios espacios para tomar una siesta, anhelando poder estar cómodos en una cama que les permita desconectarse del mundo. Para esta y otras necesidades se han ido desarrollando alrededor del mundo la tendencia de los hoteles cápsulas.

 

Los hoteles cápsulas constan de cuartos de aproximadamente un metro y medio de ancho por dos metros de largo donde se ubica una colchoneta, equipamientos para accesorios, tv, luz y espejo. Su objetivo es suplir la necesidad básica de descanso, sus orígenes se dieron en Asia puntualmente en Japón y china, países que se caracterizan por su numerosa población y su reducido espacio por persona. En Sydney Australia se inauguró recientemente el primer hotel cápsula en este país con tarifas que promedian los 75 dólares por noche, un valor en poder adquisitivo de 75.000 pesos colombianos por noche (cálculo personal del autor). Este concepto ha ido evolucionando al punto de abrir hoteles cápsulas solo para mujeres, versiones Premium e incluso formatos como el arriendo de la cápsula por periodos de tiempo que van desde las 3 horas en adelante.

 

Les compartimos este vídeo que ilustra este innovador servicio.