Hoy queremos volver a lo básico y retomar la pregunta inicial: ¿Qué es una marca?

 

Es común encontrarse en la cotidianidad con personas que hablan de las marcas. Quizá no siempre emplean este término de manera correcta o precisa.

 

Por otro lado, son muchas las definiciones que se refieren a la marca, varios los autores que se aproximan a este concepto y diversas escuelas las que lo estudian. Entonces, ¿cuál de todas es la correcta?

 

En realidad, muchos pueden estar en la cierta precisión del término, sin embargo, nosotros nos quedamos con la definición que propone la AMA, American Marketing Asociation (La Asociación Americana de Mercadeo, traducida al español), la cual, según nuestra apreciación es lo suficientemente amplia y clara:

 

La marca es entonces “un nombre, término, signo, símbolo, diseño o una combinación de ellos, que sirven para identificar bienes o servicios de un vendedor o grupo de vendedores y diferenciarlos de la competencia” (AMA).

 

Ahora bien, este concepto de marca, puede aplicarse a los productos, a los servicios, a las organizaciones, a las personas, a los lugares, e incluso, a las experiencias.