Basta evaluar la evolución histórica de los logos de Pepsi y Coca – Cola, para entender la estrategia de ambas marcas: Coca – Cola constante y firme en sus principios marcarios, mientras que Pepsi empezó siendo una marca me too o imitadora de su competidor, y luego logró definir su propia identidad, la cual ha sido foco de múltiples críticas, pese al mensaje de “ahora Pepsi sonríe” con el que lanzaron su imagen actual.
 
Te recomendamos leer “Dime qué marca usas y te diré cómo eres”