Las marcas más caras del mundo: zapatos


La famosa película estadounidense llamada el Mago de Oz, que fue en su lanzamiento en 1939 la más cara producción de MGM, aún sigue ganándose la admiración de los espectadores, no solo por la trama de la fábula cinematográfica infantil y sus composiciones musicales, sino también por el valor de sus prendas y la recreación que se ha hecho con ellas en los aniversarios del film.

En el lanzamiento de la cinta, la protagonista que encarnaba a Dorothy, Judy Garland, utilizó unos zapatos rojos que fueron parte importante en la historia. Éstos aún existen y están estimados en 666 mil dólares, dados sus canutillos, pedrería y cristalería roja, además del valor que se les da por la fama alcanzada en la película.

Sin embargo, la historia aquí no termina, pues para celebrar el aniversario número 50 de la película, el diseñador de joyas Harry Winston, creó unos nuevos zapatos para Dorothy con cuatro mil 600 rubíes de 350 quilates, valorados en USD 30 millones. Esta prenda para muchos podría ser uno de los zapatos más caros del mundo, no solo por su valor monetario, sino por el valor histórico y la fantasía que le imprime su inspiración en una película que se ha convertido en un ícono cultural, lo cual hace que se trate de un accesorio inigualable.

¿Sabías que el estadounidense Harry Winston (1896-1978), que es uno de los joyeros más reconocidos del mundo con su flagship en la Quinta Avenida de Nueva York (fundada en 1932), inspiró la canción Diamonds Are a Girl’s Best Friend (1953) y la novela Chasing Harry Winston (2008)?

 


 

By | 2017-10-16T15:30:56+00:00 octubre 16th, 2017|0 Comments

Deja un comentario