La creación de un nuevo momento de consumo acorde a las tendencias


Dada la tendencia fitness del mercado, donde cada vez son más los consumidores que se preocupan por su cuidado, su apariencia, su ejercicio y su alimentación, el consumo de snacks, de fritos y de productos poco saludables comenzó a perder fuerza, generando así un decrecimiento en las marcas con estas ofertas, lo que terminó en la desaceleración de las ventas.

 

Frente a este escenario, De Todito, una de las marcas que hasta entonces era de las más poderosas en snacks surtidos, tuvo que tomar importantes decisiones en su estrategia de marketing. Sabía que en esta oportunidad no sería sabio introducir extensiones de línea como las que, en otras ocasiones, con tanto éxito había recibido el mercado, como, por ejemplo, incursionar en el dulce en De Todito, o en las salsas como complemento, tampoco en nuevos sabores o empaques más grandes pensados para la socialización.

 

Adicionalmente, era claro que la marca era fuerte en la media tarde, en la noche y en los encuentros de amigos, pero tenía serios vacíos de consumo en las horas de la mañana, donde jamás se pensaría en consumir un snack y menos si éste se asociaba con lo no saludable. La respuesta fue brillante, y por fortuna, de gran éxito en las ventas: lanzaron hace pocos meses De Todito Mañanita, una opción que no solo rescataba productos tradicionales del snack colombiano como son el pan de bono, el pan de queso y el pan de yuca (rosquitas), sino que además le ofrecieron al consumidor un producto bajo en calorías, pensado para consumir en la mañana ¿qué tal? Como bien se afirma popularmente, mataron varios pájaros de un solo tiro.

 

 

 


 

By |2018-03-16T15:26:30+00:00marzo 18th, 2018|0 Comments

Deja un comentario